Cuando El Exercisio Duele

A lo largo de varios años he tenido la oportunidad de hablar con clientes hacerca de cuando el ejercicio duele. Muchos de éstos clientes no saben cuando debieran de incrementar o de disminuir su rutina de ejercicios. La antigua teoría “ sin dolor no hay ganacia” sigue presente en nuestra sociedad. Usted puede preguntarse asi mismo: cómo puedo hacer para reducir el riesgo de una lesión? Es mejor ejercitar los músculos teniendo dolor? Cómo puedo crear una rutina de ejercicios que sea efectiva y que reduzca las posibilidades de una lesión?

La realización de un calentamiento adecuado y estiramientos de los músculos antes de comenzar cualquier actividad a demostrado ser una forma efectiva para reducir lesiones. Este concepto ha tomado mayor importancia desde que tenemos el conocimiento de que el colágeno de nuestro cuerpo va perdiendo gradualmente su elasticidad a la misma vez que vamos envejeciendo.

Qué pasa si calentamos apropiadamente y aún tenemos dolor? El dolor puede ser causado por una lesión potencialmente más seria, un imbalance del cuerpo, o posiblemente una patología que se origina en la espalda. Un historial de trauma o de mala postura puede llevar a un inmediato, o a un lento desarrolo de patologías de la espalda. Estas condiciones pueden causar dolor, tensión, descoordicanción muscular, o debilidad en cualquier área del cuerpo.

Es normal sentir dolor muscular después de ejercitar. Esta es la forma de nuestro cuerpo decirnos que el tejido, en este caso el o los músculos están sanando. Este proceso, dolor, es necesario para una recuperación adecuada. Este dolor muscular es diferente a aquella sensación de quemado que se siente cuando ejercitamos. Cuando el cuerpo no puede producir energía suficiente, ATP, para que los músculos continuen su función sin fatigarse, el pH de la sangre cambia ha acidoso. Este dolor no debe ser confundido con un dolor agudo o penetrante que puede suceder antes de que el músculo se fatigue, o un dolor que dure horas después del ejercicio. Si ésto ocurre todo tipo de actividad física debe ser suspendida y no se debiera de exhigir mas al músculo.

Hay muchas opciones para reducir la posibilidad de una lesión. La primera es devidir la rutina de ejecicios entre ejercicios pesado y ligeros; la segundo es hacer dos sesiones cortas de ejercicios al día, y la tercera es alternar áreas del cuerpo con los días de ejercicio.

Montar bicicleta es una rutina de ejercicios que es efectiva y no es peligrosa. La intensidad del ejercicio puede ser variada de diferentes maneras, siempre y cuando se haga progresivamente. Lo primero es incrementar la intensidad o repeticiones, y luego la distancia o el numero de descansos entre cada serie. Esto es una práctica que muchos atletas profesionales siguen. Muchas de las veces los atletas profesionales establecen una rutina de 6 a 10 semanas de preparación con metas realísticas. La rutina es usualmente continuada con un período de descanso activo, lo cual permite a la mente y al cuerpo descansar. Muchos atletas saben que no es possible ejercitar el cuerpo al 100% todo el año sin correr el riesgo de lesionarse.

Para más información en cómo ejercitar su cuerpo y prevenir alguna lesion llame a Therapeutic Rehab Specialists alo 1-813-876-TRS-1 para la clínica mas cerca a usted. Anthony Pribila PT, DSc, CMPT, CMP, CEAS en Lakeland or Brandon a (813) 876-8771.